20.6.05

Sumida en el 10%

[Escuchando: "The selected moon", Shingetsutan Tsukihime OST 1]

Ver películas, series de TV, anime, leer ... creo que es muy malo.

O quizás debería explayarme más y decir: "que yo vea películas, series de TV, anime, que lea... creo que es muy malo".

Siempre he sido una persona muy empática, muy visceral. Me dejo llevar mucho por los sentimientos y aunque sé que eso constituye mi mayor virtud, me doy cuenta de que también es uno de mis peores defectos. Un ejemplo de lo primero podría verse en el 90% de los días que constituyen esta pequeña e insignificante vida: sonrío ampliamente cuando veo a alguien a quien quiero, doy saltitos cuando ocurre algo feliz, lloro desde lo más profundo de mi corazón cuando veo algo emocionante en la tele (y cualquier cosa, por pequeña que sea, ES emocionante: desde un deportista recibiendo un premio hasta un animal de una raza en peligro de extinción siendo matado cruelmente).

Por otro lado, podemos ver un ejemplo de lo segundo, del defecto, en días como hoy. Estos días son escasos, pero existen. Cuando estoy en medio de ellos me siento perdida, cansada, hastiada del mundo y de la vida en general. Lo gracioso es que cuando estoy en uno del 90% valoro estas situaciones como nada en el mundo, porque me permiten comparar ... me permiten saber lo que es la felicidad.

Seguro que os parece una gran gilipollez, pero estoy así por culpa de una estúpida serie de mierda. Me ha gustado mucho y, como siempre, me he metido totalmente en la historia ... he sufrido con la trama, he llorado con la protagonista y me he reído con el gracioso de turno. Pero cuando se terminó, ya nada era igual. He pensado cosas en las que no suelo pensar a menudo: ¿es esta la vida que quiero vivir? ¿soy feliz así? No, creo que no lo soy :( Pero ... ¿como cambiar de vida? ¡Es imposible! Toda la gente que conozco vive de la misma forma: estudia, trabaja, se divierte tomando cafés o yendo a la playa, se casa, tiene hijos, etcétera. Pero, ¿donde están esas situaciones que nos hacen vibrar? ¿dónde está la aventura? ¿donde está la pasión? Siento que se han perdido todas en algún momento del pasado, que quizás elegí mal en algún momento del pasado y por eso hoy estoy así. Quizás si no hubiera hecho tal cosa, si no hubiera conocido a tal persona, si me hubiera atrevido a hacer esta otra cosa.

Es una sensación horrible. Me siento enjaulada, siento que me han cortado las alas y las han escondido en algún lugar alejado donde jamás podré encontrarlas. No podré echar a volar ... no podré vivir como yo quiero. Me apetece de veras hacer alguna locura, alguna estupidez que quizás pueda sacarme de la monotonía, pero no me atrevo. ¿Será que no sé vivir el día a día?

No me gusta pensar esto, no me gusta sentirme así. ¿Cómo puedo escapar de esta jaula, de este zoo llamado "mundo"?

¡Sacadme de aquí!

[Escuchando: "If you", Tenkuu no Escaflowne OST 2]

3 Comments:

Blogger Abe said...

Nota mental: no ver esa serie. Un momento, ¡qué serie?

Haz algún viajecito al extranjero ahora después de los exámenes, creo haber oído que volar es más barato que antes :)

9:47 p. m.  
Blogger Tania-chan said...

Un momento, ¡qué serie?

Me da demasiado corte decirlo :P De todas formas, tranquilo, sólo a mi me pasan estas cosas jejejeje

5:36 p. m.  
Blogger zahoneo said...

Es reconfortante encontrar personas que alguna vez se han parado a meditar sobre este tipo de estados de ánimo.

Sensaciones de ese tipo me hicieron un día escribir, cosas que algún día publicare para compartir con quien quiera leerlas.

La vida es un camino que recorremos, un camino con un comienzo y un final bien denifidos.

No esta claro en el horizonte el final del camino, pero la única verdad que conoce el hombre es que algún día lo encontrará.

Cada día que pasa es un paso más que damos hacia delante, nunca hacia atras.

Decisión nuestra es caminar despacio o correr. Decisión nuestra es dar los pasos tal como nos dicen que los demos...

Te sientes prisionera? mira al horizonte, despues a izquierda y derecha, entonces salta hacia donde tus instintos te lleven y nunca temas caerte.

Lo bonito de vivir es levantarse para elegir un nuevo camino que recorrer.

Tarde o temprano todos moriremos y no podemos escoger el modo, pero, podemos decidir como afrontar el fin para ser recordados como hombres

Gladiator

11:28 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home